Órbita Gadita | Costasur.com

Turismo callejero en Cádiz | Viajes, Autobuses, Apartamentos

Órbita Gadita | Costasur.com - Turismo callejero en Cádiz | Viajes, Autobuses, Apartamentos

“Hoy no te lleves boquerones, chocho” | Almudena Grandes y su discurso gaditano

Quienes solemos visitar tertulias literarias, debates y presentaciones de libros  en Cádiz, nos hemos acostumbrado a ver la cara de Almudena Grandes por allí: sobre todo, que yo recuerde, en verano.

Por eso, y aunque Almudena Grandes sea madrileña de pro, para nosotr@s es una gaditana más. Además, ya sabemos el dicho que dice que la gente de Cádiz nace donde le da la gana (me he encontrado a gente mosqueada con esta frase en internet… hay gente pa to). ¡Quien no quiera ser de Cádiz pues que no lo sea!

Volviendo a la grande de Almudena, la pasada semana recibió la Bandera de Andalucía por promocionar Cádiz en el exterior.  La cosa es que su discurso fue increíble y queremos reproducirlo aquí. ¿Se puede decir más claro? ¡Cómo se nota la afición de escribir!

Wikimedia Commons | Jpedreira

 

El discurso de Almudena

¿Cómo podría explicar en pocas palabras lo que me ha dado Cádiz? La luz de todos los veranos, una experiencia propia y distinta del paso del tiempo, un ingrediente fundamental en mi concepto de la felicidad, una puerta abierta hacia un estado de gracia, una finura, una genialidad, una suma de virtudes vitales de placeres estéticos que no me corresponderían por nacimiento y que, sin embargo, me pertenecen desde que Cádiz me acogió desde que empezó a mimarme, a quererme tanto o más de lo que la quiero yo.

Una niña sin pueblo que llevarse a la boca, madrileña, hija y nieta de madrileños, no podría haber aspirado a un regalo así, porque el mérito no es mío. Existen muchas bahías en el mundo, muchas maneras de mirar al mar, muchos lugares de los que enamorarse, muchos refugios en los que guarecerse del ruido y del frío de los inviernos. Pero en todos me había sentido turista, ajena, extranjera hasta que llegue aquí.

Foto sometida a derechos de autor | No se permite su uso

Ni siquiera sé muy bien como pasó, pero el mérito es del viento. El Levante y el Si te interesa, sigue leyendo…

A %d blogueros les gusta esto: